El origen

Calles de Toledo. LogoCalles de Toledo nace con la necesidad de crear unos productos que nos identifique y que conserven la idiosincrasia de nuestra tierra sin dejar de ser universales.

Es una línea de productos de calidad que, bajo el nombre genérico de “CALLES DE TOLEDO”, enseñan lo que sabemos hacer en esta tierra. Y de ahí también sus nombres: Alfileritos, Hombre de Palo, Baño de la Cava, los nombres de nuestras calles, dónde están las leyendas que forman la personalidad de esta tierra y que, además, son universalmente conocidos.

Y descubrimos entonces, cuando empezamos a ahondar en los productos, en los vinos, en las cervezas, que las leyendas de Toledo son una fuente de inspiración inagotable para los enólogos, para los maestros cerveceros, para los artistas que crean.

Todo el proyecto es genuino y único y tiene el espíritu de la ciudad, no sólo de lo tradicional y antiguo como las leyendas y las calles sino también de los nuevos oficios, como los diseñadores gráficos o los nuevos maestros cerveceros que aplican novedosas técnicas y sabores a las cervezas.

El logo CALLES DE TOLEDO  está inspirado en los aceros toledanos, en los forjadores, en las rejas de las calles, es un trozo de acero doblegado por un maestro forjador, un homenaje a este oficio tan arraigado.

Las etiquetas de cada uno de los productos, todas ellas distintas y todas creadas pensando en cada leyenda y cada vino o cerveza, están hechas por jóvenes diseñadores toledanos, que han interpretado a su manera cada leyenda y ese Toledo tradicional y profundo.

Creamos así una línea de productos identificados con nosotros, pero con idea de trascender más allá, de abrir fronteras. Son productos de calidad, pero a un precio asequible, unos vinos que pueden estar en la guías tan de moda de “vinos buenos por debajo de 10 euros”. 

El origen de Calles de Toledo.

Facebook